viernes, 24 de abril de 2009

Requiem por las Estaciones Desnudas

10 comentarios:

  1. Un placer escucharte. Ese acento y esa sal que los caracteriza con la ternura incorporada. Felicitaciones desde Argentina, gracias por llegar a mi casita.

    ResponderEliminar
  2. jj qé mala leche! los conejos miedosos y los yogures de los versos ácidos. un abraç

    ResponderEliminar
  3. Cuando caduca el silencio
    los versos ya nacen muertos!!!
    Los tuyos tienen mucha vida,
    en ellos no hay silencios.
    Repetiré visita por tu blog,
    tengo mucho que aprender
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Excelente el poema que nos acercas.
    Sólo los espíritus agrietados poseen aberturas al más allá.
    Cuando regresan destellan obras bellas como esta.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Preciosa voz...

    ¡Qué fuerza le das a la poesía!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. me a gustado mucho la poesia
    lo haces mui bien quiero aprender de ti
    besos carmen

    ResponderEliminar
  7. En verdad la soledad no existe, ¿ acaso no tenemos siempre compañia?.

    Podrán caducar algún yogur, pero este poema y tu voz, no lo veo la fecha.

    En verdad que es un placer pasar por tu blog.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Elbuscador, tienes un premio en mi blog.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. hola como estas? pasaba a saludarte..
    te dejo un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar